14/05/2011

¿Cómo no olvidar? (por Jade Neves)

Aprender una segunda lengua es como recorrer un largo camino - muchas veces lleno de obstáculos.  La edad, la desmotivación , los problemas financieros y la falta de tiempo son algunos de los problemas enfrentados por los alumnos al aprender un nuevo idioma. Sin embargo, después de recorrer todo el camino y conseguir, por fin, hablar el idioma con fluidez, se enfrenta otro problema muy grande que muchas veces hace con que aquél tiempo parezca perdido: la falta de práctica. 
Ya sea por no tener tiempo de ingresar en clases de conversación o por no tener contactos con hablantes del idioma la falta de práctica hace con que se nos olvide algunas palabras y reglas gramaticales que hace poco las teníamos muy claras en nuestra mente. Pero algo que no todos saben es que existen diversas maneras de practicar un idioma. Y no hablo apenas de las canciones. Aunque esta parezca la más práctica y divertida hay muchas otras técnicas. ¡Vamos a ver!
Un modo muy eficaz es ver películas. Es una forma excelente de conocer nuevo vocabulario y diferentes acentos, además de divertirse un rato. Ver novelas y series también es muy bueno para quienes no tienen mucho tiempo libre, ya que tienen duración de más o menos 30 minutos. Un truco epecial para esta técnica es tener en manos una hoja de papel o un cuaderno para escribir el nuevo vocabulario.
Hoy en día hay muchas páginas online donde podrán leer, escuchar, ver y estar en contacto con la lengua en cuestión. Basta una simple búsqueda en Google y ya está: ¡tienes el mundo en tus manos! Y además de todo, hoy tenemos los vlogs - que sustituyen los textos del blog por los videos. Así podemos estar en contacto diario con la lengua y aprender sobre temas diversos como política, cocina, viaje, moda, literatura, músicas y más, y más, y más. Algunos vloggers conocidos del mundo hispano son Werevertumorro, Focusing, Yuya, Fichis y Paola Cecilia¡Puedes empezar visitando sus páginas!
Otro consejo que te dejo es que si escuchas a alguien que habla el idioma que estás aprendiendo, no te intimides, acércate, pregunta de dónde es, explica que estás aprendiendo aquél idioma y quieres entrenarlo. ¡Tal vez esa persona a quien te acercas se quede feliz por conocer a alguien que hable su idioma! No tengas vergüenza a hablar. A final de cuentas, estás aprendiendo un idioma para eso, ¿no?
Y, por fin, te dejo un último consejo (que creo ser el más importante de todos): ¡Habla, habla y habla! No tengas miedo a equivocarte. Estás aprendiendo y quien aprende se equivoca. Recuerda que nadie sabe todo de todo. Los errores también sirven para aprender. ¡Basta que sepamos cómo usarlos a nuestro favor!

Nenhum comentário:

Postar um comentário